Live Dripping


Dedicó un verano a esta exploración pero pese a la presión familiar y sus propias ganas no fue fácil dar con algo que le sorprendiera y le enganchase. Un sueño le arrancó del letargo, se vio a si mismo pintando unos cuadros sin lienzo, solo la pintura suspendida en el aire, la apariencia es bastante parecida a los que finalmente llevó a cabo. Al despertar buscó ayuda en la influencia del artista estadounidense Jackson Pollock, así como en su propia exploración llegando a desarrollar la técnica del dripping.
Actualmente está exponiendo en galerías en las que está teniendo más que una notable aceptación por parte del público, además de ofrecer al visitante performance en directo dónde poder disfrutar del espectáculo de su técnica.

La técnica de “Dripping”

El artista utiliza una técnica de pintura, desarrollada por el alemán Max Ernst, llamada dripping, y más reconocida por Jackson Pollock. Para éste último, la técnica, consistía básicamente en respingar gotas de tinta sobre sus telas de proporciones exageradamente grandes colocadas en el suelo, formando así, trazos y formas harmoniosas que parecen bailar juntas y entrelazadas.

Mark Ríos, movido por la necesidad de dar forma a lo abstracto que Pollock proponía, se decanta por la figuración. Las líneas y manchas poco a poco van cobrando vida; siluetas, partes de cuerpos desnudos y rostros suplicando ser vistos se dejan ver entre los trazos espontáneos e aparentemente descontrolados.

Si analizamos bien la belleza de las obras de Ríos, reside en el simplismo de las mismas. Ese profundo asombro al ver que sus trazos, sus movimientos, desaparecen sin dejar rastro del “como” ya que el líquido se unifica, se seca, y queda un volumen sólido y único.